jueves, 25 de noviembre de 2010

planta Paraguita



Paragüitas, planta para suelos arcillosos. Aunque se la conoce ampliamente como una planta acuática, el paragüitas (Cyperus alternifolius) es una especie que se adapta perfectamente bien a los suelos muy húmedos como los que son ricos en arcilla.
Una alta humedad del ambiente y del suelo es el factor más importante para que esta planta crezca y se desarrolle en todo su esplendor: es fundamental mantener su tierra siempre mojada, así que riégala frecuentemente -si la cultivas en maceta, puedes colocar debajo un plato con agua- y no dejes de rociar sus hojas con agua.
Esta planta nativa de Madagascar necesita clima cálido y mucha luz, pero hay que cuidar que durante las horas del medio día no esté expuesta directamente a los rayos solares. En temperaturas inferiores a los 10ºC se marchita y se amarillean las hojas, por lo que se recomienda mantenerla en interiores o en invernadero.

La principal cualidad de esta planta es su rápido crecimiento: ideal para adornar estanques de agua o bordes de piscinas, se multiplica fácilmente por división de mata o esquejes, así que es muy buena opción cuando queremos adornar un espacio de estas características en poco tiempo.
Pero claro, el desarrollos veloz tiene sus desventajas, como invadir rápidamente los espacios y necesitar que se cambie la maceta anualmente. Y también habrá que podarla al finalizar el invierno, para lograr que la planta crezca más bella y vistosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada